Contáctanos

Preguntas Frecuentes

hasta la luna

Pon 4 tazas de agua en una olla mediana. Cuando esté hirviendo agrégale el sobre con las hierbas. 

Busca una silla que te permita el paso directo del vapor hacia la vagina, con mucho cuidado para evitar quemaduras. 

Toma estos vapores como algo esporádico, no los hagas todos los días, pues tu yoni tiene el poder de limpiarse sola cada cierto tiempo.

Asegúrate de preguntarle a tu ginecólogo si estos vapores son adecuados para tu caso específico.

En la parte de atrás del empaque de tu Yoni Steam, encontrarás el paso a paso para realizártelo. 

No. Puedes hacerlo en una silla convencional, solo debes asegurarte que el vapor tenga el espacio suficiente para llegar a tu vagina. Para esto te sientas en el borde y te cubres con una manta que llegue hasta el suelo. Si quieres una silla adecuada para los baños de vapor, tenemos disponible la Yoni Steam Box.


Hay algunos casos en los que no debes recurrir a los baños de vapor vaginales. Estos son:

Durante el embarazo, ya que podría inducir un parto prematuro.

Durante los días de la menstruación.

Si tienes alguna una infección, ya que el Yoni Steaming no cura, previene.

Si tienes alguna herida en la vagina.

Si tienes algún anticonceptivo intrauterino.

Aunque no estés pasando por alguna de estas situaciones, nuestra recomendación es que consultes con tu ginecólogo antes de hacerte tus Yoni Steams. 

Este proceso puede realizarse entre 2 a 3 veces al mes para que no afecte los procesos naturales de tu vagina. Recuerda que no debes tener tu periodo.

Abrir chat